Saltar al contenido

El estudiante de salamanca resumen

El estudiante de salamanca resumen

El estudiante de salamanca romanticismo

El estudiante de Salamanca es una mezcla de poesía y drama del poeta español José de Espronceda, publicada en 1840. El argumento es una variante de la leyenda de Don Juan en la que el protagonista, Félix de Montemar, es un mujeriego hipersexual. También es el amante fingido de Elvira, la inocente protagonista femenina, ambos residen en Salamanca, que actúa como telón de fondo de la historia. Está escrito en tercera persona, narrador omnisciente, lo que es habitual en la ficción porque permite transmitir al lector los pensamientos, sentimientos y emociones de todos los personajes. También nos da una idea de las relaciones que existen entre los personajes, lo que nos permite familiarizarnos con más de un personaje.

Félix de Montemar es la figura de Don Juan, un hombre viril que es infiel y engaña a Elvira para que le ame. Es un atractivo aristócrata español mimado por la arrogancia y la adicción al vicio, en su caso la infidelidad, la gratificación sexual. Félix simboliza la idea del libertinaje, en el que la persona no ve implicaciones morales a su comportamiento moral. El uso de este personaje también tiene un mensaje moral, porque en el donjuanismo, el protagonista siempre sucumbe a sus acciones siendo condenado eternamente, justicia poética. Todas las acciones tienen una consecuencia, por lo que se podría afirmar que esta historia es similar a una fábula.

  Alojamiento para estudiantes en madrid

El estudiante de salamanca resumen por partes

El estudiante de Salamanca es una obra del poeta romántico español José de Espronceda. Se publicó en fragmentos a partir de 1837; el poema completo se publicó en 1840 en el volumen Poesías. Algunas partes son poesía, otras son teatro. Es una variación de la leyenda de Don Juan, con su personaje central don Félix de Montemar haciendo el papel de Don Juan.

Don Félix seduce a Elvira, que muere de amor por él después de que la abandone. Su hermano viene entonces a vengarla. Don Félix y el hermano mueren en su duelo. La obra culmina con el descenso de don Félix a los infiernos.

El estudiante de salamanca español

Es igualmente ilustrativa la formación poética de Ángel Saavedra, duque de Rivas (1791-1865), que no cultivó hasta 1834 la línea de sus Baladas, que trataban temas medievales y clásicos españoles. De su primera época recordamos Con once heridas mortales (1809), una autobiografía y El faro de Malta (1828).

  Residencias para estudiantes en sevilla

Copió la poesía medievalizada de Ossián en obras como Óscar y Malvina o la Despedida entre el patriarca griego y la hija del apóstata, pero hacia 1834 escribió su Canto del cruzado y mostró el cambio hacia una lírica totalmente romántica y personal.

De esta obra se desprenden Bajo sentencia de muerte, El verdugo y El mendigo, poemas en los que Espronceda plantea abiertamente temas de justicia social y revela su ideología democrática. Su dignidad personal quedó asegurada al manifestar de forma abierta y absoluta su repulsa a la pena de muerte.

En 1838 publicó su Canto del cosaco y en 1840 fechó la segunda de sus obras maestras: A Jarifa en una Orgía, en la que recurre a una prostituta para compartir con ella la desilusión de un mundo que no sabía responder a sus ideales.

El estudiante de salamanca análisis

El estudiante de Salamanca Está narrado en forma de poema. Tiene 1704 versos. Fue publicado por José de Espronceda para el año 1840. Tiene elementos de tradición popular. Destaca por tener un protagonista lleno de locura.

Además, es importante mencionar que para el año 1837, se pudo disfrutar del inicio de la narración en el Museo Artístico y Literario. Para el año 1839, se volvió a presentar un fragmento en la Asociación Literaria de Granada. José de Espronceda lo publicó finalmente para el año 1849. Es importante mencionar que se compone de cuatro partes, que son las siguientes:

  Diferencia entre alumno y estudiante

Esta parte del poema de El estudiante de Salamanca está estructurada como un prólogo. Los que destacan en él son dos personajes, bajo un duelo. Después pasan a presentar al protagonista, que es don Félix de Montemar. No dejes de leer las Metamorfosis de Ovidio.

[su_note]El personaje es considerado por el autor como un segundo Don Juan Tenorio. Es a partir de ahí cuando el protagonista destaca entre los demás por ser un mujeriego, poco religioso, arrogante, prepotente y hasta incrédulo[/su_note].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad