Saltar al contenido

Oracion espiritu santo para estudiar

Oracion espiritu santo para estudiar

Oración al Espíritu Santo

Amado Señor y Padre Celestial, cómo te agradezco por las Sagradas Escrituras y la verdad que hay en sus páginas. Gracias por la oportunidad de pasar tiempo en Tu Palabra y te pido que prepares mi corazón para este tiempo de estudio bíblico.  Ayúdame a poner mi mente en las cosas de arriba y no en las terrenales. Aleja todo lo que me distraiga de Tu Palabra y desarrolla en mí un espíritu enseñable y oídos que escuchen Tu pequeña y tranquila voz, y ruego que los ojos de mi corazón estén abiertos para ver todo lo que Tú quieres enseñarme.  Te pido que pueda estudiar para mostrarme aprobado ante Dios. Dame entendimiento y comprensión mientras leo y reflexiono en Tu Palabra, y que pueda madurar en la fe, crecer en gracia y llegar a un conocimiento más profundo de mi Señor y Salvador Jesucristo a través de este tiempo de estudio de la Biblia. Te lo pido en el nombre de Jesús, Amén.

Querido Señor Jesús, te pido que mientras me acomodo para hacer mis estudios hoy, me ayudes a ordenar los pensamientos de mi mente para que pueda concentrarme realmente en mi trabajo y completar todo lo que necesita ser cubierto hoy.  Dame una mente concentrada, ayúdame a aprovechar al máximo el tiempo de hoy y guárdame de las muchas distracciones que con demasiada frecuencia desvían mi atención de este importante estudio.  Señor, sabes que tengo un examen en un futuro no muy lejano y te pido que me des la gracia de aprender mis estudios y de retener lo que he aprendido. Dame una mente comprensiva y ayúdame a concentrarme para que pueda retener y aplicar los conocimientos que estoy adquiriendo. Gracias, Señor. En el nombre de Jesús te pido, Amén.

  Falsificación de certificados de estudios

Oración después de estudiar

Señor Dios, gracias por esta oportunidad de aprender nuevas habilidades y ampliar mi comprensión. Gracias por guiarme durante este tiempo de estudio hasta los exámenes finales. Te presento todas las esperanzas y temores que tengo sobre el resultado. Que pongas una paz dentro de mí mientras descanso y espero los resultados. Gracias porque estoy a salvo en tu amor. Gracias porque, pase lo que pase en el futuro, viviré en tu bondad y caminaré siempre contigo.

Querido Señor, mientras hago este examen, te agradezco que mi valor no se basa en mi rendimiento, sino en tu gran amor por mí. Entra en mi corazón para que podamos caminar juntos en este tiempo. Ayúdame, no sólo con este examen, sino con las muchas pruebas de la vida que seguramente vendrán en mi camino.

Mientras hago este examen, trae a mi mente todo lo que he estudiado y ten gracia con lo que he pasado por alto. Ayúdame a permanecer concentrado y tranquilo, confiado en los hechos y en mi capacidad, y firme en el conocimiento de que, pase lo que pase hoy, tú estás ahí conmigo.

Señor, sé que estás conmigo y me amas. Dame paz mental mientras me preparo para este tiempo de estudio. Ayúdame a concentrarme en mis libros y apuntes, aléjame de todas las distracciones para que aproveche al máximo este tiempo del que dispongo. Dame una visión que me permita entender lo que estoy estudiando, y ayúdame a recordarlo cuando llegue el momento. Sobre todo, te agradezco la capacidad de poder estudiar y los muchos dones y talentos que me has dado. Ayúdame a utilizarlos siempre de manera que te honren y me hagan justicia.

  Lecciones para el estudio del derecho de la unión europea

La oración cristiana antes de estudiar

Este recuerdo en el Espíritu y en virtud del Espíritu . . es un aspecto esencial de la presencia de Cristo en nosotros y en su Iglesia. El Espíritu de verdad y de caridad nos recuerda todo lo que Cristo dijo y nos ayuda a entrar cada vez más en el sentido de sus palabras. Todos tenemos esta experiencia: un momento, en cualquier situación, hay una idea y luego otra se conecta con un pasaje de la Escritura. . . . Es el Espíritu quien nos lleva a recorrer este camino: el de la memoria viva de la Iglesia. Y nos pide una respuesta: cuanto más generosa sea nuestra respuesta, más las palabras de Jesús se hacen vida en nosotros, convirtiéndose en actitudes, opciones, acciones, testimonio. En esencia, el Espíritu nos recuerda el mandamiento del amor y nos llama a vivirlo.

Un cristiano sin memoria no es un verdadero cristiano, sino que se queda a medio camino: un hombre o mujer, prisionero del momento, que no sabe atesorar su historia, no sabe leerla y vivirla como historia de salvación. Sin embargo, con la ayuda del Espíritu Santo, somos capaces de interpretar las inspiraciones interiores y los acontecimientos de la vida a la luz de las palabras de Jesús. Y así crece en nosotros el conocimiento de la memoria, el conocimiento del corazón, que es un don del Espíritu. ¡Que el Espíritu Santo reavive en todos nosotros la memoria cristiana! Y allí, aquel día con los apóstoles, estaba la Virgen de la Memoria, que desde el principio meditaba todas esas cosas en su corazón. María, nuestra Madre, estaba allí. Que ella nos ayude en este camino de la memoria.

Oración de Santo Tomás de Aquino antes del estudio

Espíritu de sabiduría y entendimiento, ilumina nuestras mentes para percibir los misterios del universo en relación con la eternidad. Espíritu de recto juicio y valor, guíanos y haznos firmes en nuestra decisión bautismal de seguir el camino de amor de Jesús. Espíritu de conocimiento y reverencia, ayúdanos a ver el valor duradero de la justicia y la misericordia en nuestro trato diario con los demás. Que respetemos la vida mientras trabajamos para resolver los problemas de la familia y la nación, la economía y la ecología. Espíritu de Dios, enciende nuestra fe, esperanza y amor en una nueva acción cada día. Llena nuestras vidas de asombro y admiración ante tu presencia que penetra en toda la creación. Amén.

  Carrera terapia ocupacional donde estudiar

Oh Espíritu Santo, Tú eres la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Eres el Espíritu de verdad, de amor y de santidad, que procede del Padre y del Hijo, y que es igual a Ellos en todo. Te adoro y te amo con todo mi corazón. Enséñame a conocer y a buscar a Dios, por quien y para quien he sido creado. Llena mi corazón de un santo temor y de un gran amor por Él. Dame compunción y paciencia, y no me dejes caer en el pecado.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad