Saltar al contenido

Vale la pena estudiar en una universidad privada

Vale la pena estudiar en una universidad privada

Estadísticas de las universidades públicas frente a las privadas

Las universidades privadas cobran más matrícula que las públicas, pero hay varias ventajas que pueden hacer que la universidad privada merezca la pena. Infórmate sobre el efecto red y sobre cómo la ayuda financiera puede reducir el coste neto de asistir a universidades privadas.

Universidad privadaGeorge y su hermana gemela María se están preparando para ir a la universidad. María ya sabe que irá a la universidad estatal que está al otro lado de la ciudad, pero Jorge está considerando un par de opciones. Por un lado, podría ir a la universidad pública con María. Por otro, le han aceptado en una universidad privada a unas horas de su casa. ¿Qué debería hacer George? Hay dos tipos generales de universidades. Las universidades públicas, o colegios públicos, se financian parcialmente con los impuestos del Estado, mientras que los colegios privados, también llamados universidades privadas, se financian únicamente con las matrículas de los estudiantes y las donaciones de los alumnos. Como las universidades privadas no se financian con impuestos, sus matrículas suelen ser más altas que las de las universidades públicas. Pero, ¿significa esto que George y los estudiantes como él deberían ir automáticamente a una universidad pública? ¿Cuándo es la decisión correcta ir a una universidad privada?

Por qué las universidades privadas son mejores

Dado que la educación terciaria básica es un requisito previo para tener mejores oportunidades profesionales, cada vez son más los padres que quieren que sus hijos vayan a la universidad. El número limitado de plazas en las universidades públicas hace que cada año se rechace a un número considerable de estudiantes cualificados, lo que les lleva a cursar estudios superiores en el extranjero o a recurrir a la enseñanza privada local. Puede ser económicamente doloroso, pero se ha demostrado que es mejor para una carrera y un futuro más seguros.

  Alojamiento estudiantes universidad complutense de madrid

En Malasia, la diferencia más notable entre las universidades públicas y las privadas es el precio de la matrícula. Estudiar en una universidad pública es bastante más barato que hacerlo en una privada, ya que el Gobierno malayo subvenciona el coste de la educación terciaria en las universidades públicas. En cambio, los estudiantes que cursan estudios privados en Malasia suelen tener que soportar toda la carga de las tasas, a menos que consigan una beca o un préstamo. Las tasas se disparan hasta casi el doble si se trata de una universidad con sede en el extranjero pero con un campus local.

¿Vale la pena ir a una universidad privada?

Si vas a solicitar plaza en una universidad, es posible que te preguntes cuáles son las diferencias entre las instituciones públicas y las privadas.    Aquí cubrimos todos los aspectos en los que las universidades privadas se diferencian de las públicas.

Este artículo compara las instituciones públicas y privadas sin ánimo de lucro. Dentro del sector privado, también hay instituciones privadas con ánimo de lucro, que se gestionan como empresas con el fin de generar ingresos. Tenemos otro artículo que compara en profundidad las instituciones con y sin ánimo de lucro.

  Mejores universidades para estudiar ingenieria industrial

La diferencia que define a las instituciones públicas y privadas es el modo en que se financian.    Las escuelas públicas se financian principalmente con los gobiernos estatales, mientras que las universidades privadas se financian principalmente con sus propios fondos de dotación y con las tasas de matrícula de los estudiantes.    Las universidades privadas también pueden recibir contribuciones de donantes individuales, quizá a cambio de que los edificios lleven su nombre. (Los colegios públicos también reciben donaciones).

Otra diferencia importante entre las universidades públicas y las privadas es el coste de la asistencia.    Las universidades públicas están fuertemente subvencionadas por los gobiernos estatales, lo que les permite cobrar tasas de matrícula más bajas a los estudiantes.    Los residentes en el estado reciben tasas de matrícula favorables en las universidades públicas, basándose en la premisa de que sus impuestos financian a los gobiernos estatales.    Las universidades privadas, en cambio, son más caras porque dependen en mayor medida del pago de las matrículas de los estudiantes para cubrir sus gastos de funcionamiento.    Las universidades públicas son casi siempre menos costosas que las privadas.

¿Valen la pena las pequeñas universidades privadas?

Tanto las universidades públicas como las privadas se han enfrentado a importantes retos en los últimos años. La educación universitaria sigue siendo un requisito para la mayoría de los puestos de trabajo, pero cada vez es más inasequible para muchos estudiantes. Este obstáculo es sólo uno de los varios que han provocado un descenso de las matriculaciones en la enseñanza superior.

Según los datos de la Encuesta de Población Actual de la Oficina del Censo, las inscripciones postsecundarias en Estados Unidos se redujeron en 2,9 millones entre 2019 y 2020. Las pequeñas universidades privadas, que dependen en gran medida de las matrículas, se ven especialmente afectadas por este descenso. Las universidades públicas tampoco son inmunes.

  Mejores universidades de bolivia para estudiar medicina

A pesar de estas luchas, millones de estudiantes en todo el país se están preparando para solicitar la entrada a la universidad, y es probable que muchos se pregunten en qué se diferencian las universidades privadas y las públicas. Cada tipo de universidad tiene sus propios rasgos y cualidades generales que pueden adaptarse mejor a tu estilo de aprendizaje y a la experiencia universitaria que deseas.

Las universidades públicas son instituciones de educación superior financiadas principalmente por los gobiernos estatales. Por el contrario, las universidades privadas dependen en mayor medida de las tasas de matrícula de los estudiantes, de las donaciones de los antiguos alumnos y de las dotaciones para financiar sus programas académicos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad